Arregla tus finanzas en 7 días. Los 8 Desafíos para reconducirlas

By bankbazaar.mx | July 26, 2016

A menudo podemos encontrar paralelismos entre la intención de ahorrar,  apuntarse a un gimnasio, aprender un idioma o seguir una dieta.

Lo meditamos, nos informamos y luego lo dejamos para mañana. Seguimos admirando a los amigos que exhiben un cuerpo atlético, que hablan más idiomas o que tienen más ahorros o propiedades, y seguimos deseándolo para nosotros, pero ese mañana nunca acaba de llegar.

Los coachs y expertos en gestión de emociones y nuevos hábitos coinciden en decir que si se realiza una actividad regular durante un cierto número de días, se acaba convirtiendo en un hábito. En lo que ya no coinciden es en el número de días necesarios para que se produzca el ansiado milagro.

De todos modos, aunque después de probarlo y llevar a cabo uno de estos retos no lleguemos a asimilar dicho cambio a nuestra vida de manera constante, al menos habremos llegado a lo que llaman una toma de consciencia. Eso significa que la experiencia directa nos pondrá sobre la pista de aquellos hábitos de consumo que nos conviene cambiar o mejorar.

Te proponemos el siguiente reto: Sigue estos siete pasos durante una semana y comprueba por ti mismo que ha sucedido al final de la misma. Una vez hayas identificado tus puntos débiles, ya estarás listo para empezar a ahorrar o a cualquier reto que te propongas.

¿Estás preparado?

Reto número 1 – Mantén un registro de tus gastos

Si alguien te pregunta cuánto ha gastado hoy, ¿serías capaz de contestar una cifra exacta sin equivocarte? Si la respuesta es no, es porque no llevas un registro o control de tus gastos. Durante la siguiente semana mantén un registro fidedigno de todo lo que gastes. Puedes hacerlo a través de tu celular con una de las muchas aplicaciones que hay hoy en día y si eres más tradicional simplemente cómprate un cuaderno y apúntalo a mano. Los extractos bancarios te pueden ayudar a controlar aquello que sacas pero no reflejaran los pagos realizados en efectivo.

Anotar todos tus gastos te dará una idea precisa de tu patrón de gastos. Podrás dilucidar qué gastos son necesarios y cuáles son superficiales.

Reto número 2 – Sigue al pie de la letra la lista de la compra

El mayor gasto de un hogar convencional suele estar en la despensa. Normalmente vamos a comprar y nos olvidamos rápidamente de la planificación que hemos hecho en casa. La próxima vez que entremos en el supermercado deberíamos repetirnos como un mantra que vamos a comprar “sólo” lo que está en nuestra lista. ¡Te sorprenderás al ver el descenso de la factura!

También es importante no ir a comprar con el estomago vacío. Se ha demostrado en innumerables ocasiones que si se va a comprar con hambre acabas gastando más de la cuenta. Sigue estas indicaciones por toda la semana. Ah, ¡no te olvides de añadir el importe de la compra a tu lista de gastos!

Reto número 3 – Cocina en casa y lleva tu comida a la oficina

Si eres de los que comes fuera de casa cada día, ya sea por motivos de trabajo, o por pereza, debes saber que este tipo de hábitos son muy costosos para tu economía. Si quieres cuidar de tu salud y ahorrar algún dinero, no te queda otra opción que desempolvar los viejos libros de cocina familiares y ponerte manos a la obra. Cocina en casa durante los próximos 7 días y verás como tanto tu salud como tu bolsillo te lo agradecen. Además, ¡seguro que acabarás enamorando a tu suegra!

Reto número 4 – ¡Levántate y anda!

Ahora que ya has conseguido mejorar tus habilidades culinarias, es importante hacer algo de ejercicio para bajar la comida. Date un paseo hasta el mercado de tu barrio. No es necesario que pares un taxi ni que cojas tu auto para hacer pequeños recados. Caminar es una de las actividades más saludables y está al alcance de todo el mundo. No solo para perder algo de peso, sino para ejercitar tanto los músculos como el corazón. Del mismo modo, puedes escoger el transporte público para desplazarte al trabajo o si no tienes una buena combinación, compartir el coche entre dos o más empleados abaratará los costes del trayecto.

Reto número 5 – Busca los mejores descuentos

Una manera sencilla para intensificar tu ahorro mediante la búsqueda de vales y descuentos. Si sueles comprar en una misma tienda con regularidad, lo más probable es que hayas acumulado puntos de recompensa. Si utilizas tarjeta de débito o de crédito puedes convertir tus puntos en vales de regalo o canjear directamente en la tienda del comerciante. Apúntate en tu libreta toda la relación de vales y descuentos que vas consiguiendo. De esta manera podrás mantener un seguimiento y aprovecharlos de una manera óptima.

Reto número 6 – Reduce al máximo todos los gastos

Durante esta semana compra tan sólo lo que sea absolutamente necesario. No compres ropa, zapatos, ni tampoco fundas para tu celular ni nada que no vayas a necesitar imperiosamente. Evita todas las compras impulsivas al máximo y te darás cuenta cómo los pequeños gastos van drenando tu cuenta corriente poco a poco. Hazlo durante estos 7 días y verás que sencillo es convertirlo en un hábito.

Reto número 7 – Chequea regularmente tus cuentas bancarias

Comprobar tu cuenta bancaria es crucial para el ahorro. Ahora sí, sin obsesionarse. Si sabes cuánto te aportan los intereses de tus ahorros, podrás escoger la mejor opción en cuanto a lo que a cuentas de ahorro se refiere. El ahorro está en todas estas pequeñas cantidades que parece que no cuentan.

Reto número 8 – Aumenta tus ingresos

Para ahorrar más, hay que ganar más.  Parece simple pero es básico. No hace falta que te pelees con tu departamento de recursos humanos. Se trata de poder aumentar tus ingresos con algún pequeño trabajillo extra que puedas desenvolupar al margen de tu empleo cotidiano. Haz comida casera y ofrécela a tus vecinos o comparte tu coche durante el trayecto diario a la oficina. Si no sabes que hacer puedes consultar en internet, ¡hay miles de ideas para todos los gustos!

Sigue al pie de la letra las instrucciones durante una semana por lo menos y te darás cuenta de lo prescindibles que son muchas de las rutinas que seguimos. Una vez lo veas claro tan solo tienes que seguir las mismas rutinas por un tiempo. ¡Verás como mejoran tus ahorros!

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *