Consejos para evitar los fraudes a través de las tarjetas de crédito

By bankbazaar.mx | July 27, 2016

Roberto es asiduo a usar su tarjeta de crédito a la hora de pagar sus compras, las cenas en los restaurantes de moda  o incluso cuando sale a tomar una copa con sus amigos. Siempre pagaba sus cargos a tiempo pero casi nunca revisaba los detalles. Eso por supuesto era antes. Un día se dio cuenta que había unos pequeños cargos que no recordaba. Tras comprobarlo, tuvo la certeza que él nunca había comprado esos productos.

Roberto llamó su banco para confirmar lo que ya sospechaba, que alguien había estado usando su tarjeta de crédito para hacer compras.  El banco, sin embargo, consideró que la culpa fue suya por no avisar a tiempo, así que no pudo devolverle el dinero. Investigando y hablandolo con sus amigos entendió que había sido víctima del denominado “skimming”. Alguien había copiado los detalles de su tarjeta de crédito y los estaba utilizando para realizar compras que acababan en la cuenta de Roberto.

Lamentablemente, este tipo de historias es cada vez más frecuente en nuestras ciudades. Muchos son los mexicanos que se convierten en víctimas del skimming sin saberlo. Normalmente, cuando se dan cuenta ya suele ser demasiado tarde. Pero no te apures, vamos a darte unos sencillos consejos que te servirán para prestar más atención y alejar a los indeseables amigos de lo ajeno, evitando que puedan acceder a tus datos bancarios.

Mantén las tarjetas de crédito en un lugar seguro. Asegúrate de que guardas tus tarjetas de crédito en un lugar seguro. Recuerda que debes tratarlas como si fueran dinero en efectivo. Si no vas a usarlas, no las lleves en tu cartera. Eso te mantendrá a salvo en caso de que la perdieras o algún carterista se hiciera con ella.

Informa inmediatamente a tu banco emisor si tienes algún problema. En caso de pérdida o sustracción de tu tarjeta de crédito, el tiempo es oro. Ponte en contacto con el servicio de atención al cliente o cualquier otro número que el banco te haya facilitado para la ocasión. Recuerda que esta es la única manera de protegerte frente a cargos no reconocidos. Cuanto antes, mejor. Todas las compañías emisoras de tarjetas de crédito tienen líneas de ayuda que están disponibles las 24 horas del día durante toda la semana. En caso de que sospeches que han podido copiar la banda magnética en el comercio en el que la estabas usando, llama inmediatamente y facilita todos los datos posibles.

Llévala encima sólo si sabes que vas a usarla. Aunque pueda parecer que va en contra de lo que es o debe ser una tarjeta de crédito, hay situaciones en las que esta de mas que la lleves encima, sobre todo si tienes más de una. No pasees tu tarjeta de crédito innecesariamente y déjala en tu casa si sales al parque a pasear al perro o vas a jugar al fútbol con tus amigos. De esta manera evitarás preocuparte por nada.

No pierdas de vista la tarjeta al hacer una transacción. En el momento de pagar, asegúrate que no estás distraído mirando hacia otra parte, especialmente si hay varias personas haciendo cola para pagar con tarjeta. Ese es el momento más crítico, sobretodo en comercios que no son de tu confianza. Con solo pasarla por un lector, obtendrían todos tus datos sin que te dieras cuenta. No te quedes con la angustia y tal y como expresamos más arriba, si tienes sospechas de algún fraude, llama enseguida al teléfono habilitado para ello.

No anotes el número PIN en la parte posterior de la tarjeta. Parece obvio, pero no está de más decirlo, sobre todo para esas personas mayores que tienen miedo de no acordarse del código, o para los jóvenes que han recibido su primera tarjeta. Hoy en dia hay miles de alternativas a ello. Si tienes miedo a olvidarlo, puedes apuntarlo en tu celular como si se tratara de un contacto más. Ah, no olvides repetirlo hasta que cuadre con un número convencional y ni se te ocurra ponerle PIN. Hay miles de nombres que puedes usar como clave, como por ejemplo, el nombre de un millonario famoso.

Corta la banda magnética de la tarjeta en caso de que la canceles o cierres la cuenta. Seguro que no sabías que algunas tarjetas vencidas o canceladas pueden seguir generando deuda. ¿Sabes cómo? Pues en un peaje, por ejemplo. Asegúrate que destruyes completamente la banda magnética y estarás a salvo de este tipo de prácticas.

Por supuesto que hay muchas más cosas que puedes hacer para protegerte del robo y el fraude electrónico. Seguiremos publicando consejos en nuestro blog asiduamente.

Y recuerda, no repitas los errores de Roberto y presta atención a los detalles de la factura mes a mes. De esta manera podrás detectar cualquier error rápidamente.

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *